Si algo le pido a la vida,

es que no me faltes nunca.

domingo, 16 de febrero de 2014

Kilómetros.

¿Alguna vez habéis sentido que habéis acabado algo sin ni siquiera haberlo empezado? Cuando te decides a luchar por algo y ni siquiera te dejan intentarlo. 

Fui detrás de ti, te busqué y te supliqué que te quedaras conmigo. Que lo intentaras. te prometí que sería capaz de hacerte feliz. ¿Te acuerdas? "Para toda la vida". Estúpidas palabras, ¿eh? Y sin embargo, siempre creemos que se cumplirá, que esa vez será diferente. Y caemos. Ilusos, nunca aprendemos lo que es el amor. 

Pero después de todo, ahora me siento fuerte, con ganas de comerme el mundo sin ti. He aprendido a vivir sin necesitarte, sin tenerte, sin quererte, sin...nada. Sonrío, sí, aunque te joda que sea feliz, lo soy. Luchaste e intentaste que llorara cada noche por ti y me he cansado. Me cansé de darte lo que no te merecías, de darte mi tiempo, mi ilusión, mis ganas y mi esperanza de intentar que lo nuestro saliera bien. Me cansé de luchar por algo que al final, ni vale la pena. Lo siento, me cansé de quererte.