Si algo le pido a la vida,

es que no me faltes nunca.

martes, 4 de octubre de 2016

Una carta sin remite.

Durante este tiempo he aprendido innumerables cosas de las que, posiblemente, solo recuerde la mitad. Me he seguido cayendo después de levantarme y he ido corriendo a por una taza de café que aún estaba demasiado caliente, y me he quemado.
He mirado en otros ojos y me he perdido, y he perdido motivos que me hacían mirar a alguien. Nunca sé si la gente me entiende del todo y aún así escribo textos como si estuvierais en mi cabeza.

Al final siempre os hablo de lo mismo; del desamor, de las despedidas y del famoso "nunca más" que siempre es un "otra vez". Hablo de mi, de todo lo que llevo dentro y de mis errores. El día que empecé esto nunca imaginé que tantísimas personas pudieran llegar a pensar o sentir igual que yo. Al fin y al cabo eso te hace no sentirte sola. Y he llegado a la conclusión de que a pesar de todo, creo que hemos ido madurando todos juntos, poco a poco. Error tras error y lágrima a lágrima. Después de todo, hemos cambiado, y a pesar de todos estos años tenía que venir hoy a deciros una vez más que creáis; que se puede y que soñéis tanto como podáis. Que la vida es eso, luchar por ser feliz e ir cumpliendo vuestras propias metas, y que sé que lo lograréis.

Yo esta semana quizás dé uno de los pasos mas importantes de mi vida y espero con ansia todo lo que llega ahora. Se quedan atrás todos los días tristes, y las noches en vela por alguien que no era yo misma. Ahora llega mi momento y toca disfrutarlo.

Sé que no viene a cuento pero siempre me preguntáis qué hago para escribir las cosas y cómo he salido de todos los pozos en los que me he metido y creo que esta es la mejor manera. La clave es el corazón y la cabeza. Hacer que ambos estén de acuerdo en cuál es la decisión correcta y seguir nuestro propio camino, así que, vivid. Sólo vivid. Como si cada día fuera la última oportunidad de darlo todo, que a veces seremos nuestro propio "ahora o nunca" que tendrá solo un viaje de ida.
Sed felices.

Nos vemos pronto renacuajos.