Si algo le pido a la vida,

es que no me faltes nunca.

lunes, 21 de julio de 2014

Decir 'para toda la vida' es de valientes.

Que si me preguntan lo único que puedo decir es que tengo demasiada mierda aquí dentro, que creí cada te quiero y que una vez mas, me fallaron los sentidos y juré darlo todo por ti.
Y me pregunto que hice mal, por qué siempre acabo aquí parada viendo como se escapa todo lo que quiero. La manera tan estúpida que tengo de querer con los ojos cerrados sin darme cuenta de que así solo doy mas facilidades de partirme, de importar demasiado poco.
¿Es que no os cansais de jugar? hablais de madurez y luego sois vosotros lo que vais soltando te quiero's como si supierais algo del amor.
Podría decirte que espero que te des cuenta de lo que perdiste, pero sé que ni yo valgo demasiado ni tú vas a pararte a pensar en mi; al fin y al cabo ni siquiera lo hacias cuando 'te importaba' y está demostrado que no fui ninguna excepción, no lo seré ahora. ¿Que si espero que te vaya bien? Por supuesto, si de algo presumo, es de ser madura, cosa que admitamos, no fuiste tú. Por ser no fuiste ni realista, ni mucho menos sincera.
Prometiste mil veces que seguirías pasara lo que pasara y aquí estoy de nuevo, dedicando palabras a alguien que se ha ido. Buscando mil motivos y razones del por qué; del por qué a todo. A tu sonrisa, la que joder, si que enamoraba. Al por qué de tus te quiero, de tus 'eres lo mejor de mi vida'. Al por qué de tus promesas, de tus palabras que hoy solo son vacíos. A saber que pude hacer mal para que de un día para otro decidieras que era mejor que dejaramos de ser un nosotras a ir cada una por su camino.
Porque después de todo no te negaré que conseguiste que me acostara cada noche pensando que me quedaba un día menos para verte; pero ya lo decía yo, hay cosas que son demasiado buenas para ser verdad y aunque me joda decirlo, tú eras una de ellas.
No te diré que no encontrarás a nadie mejor que yo porque sabemos lo poco que me valoro y lo poco que has demostrado que soy/fui para ti; lo que te garantizo es que nadie, absolutamente nadie, va a dar por ti lo que yo iba a ser capaz de dar con tal de saber que era el motivo de tu felicidad.
¿Que si es una despedida? No, pero basicamente porque nunca llegamos a decir un 'hola'. Fuimos de esas parejas que pasan de todo a nada en minutos, de cero a cien en un suspiro. Suspiro, el mismo tiempo que duro nuestro amor, tu amor.